Friday, February 03, 2006

Everybody's got something to hide, except for me and my monkey #3

3. La familia
Empecé siendo diseñador de una editorial chica, que después creció y ahora podría decirse que es bastante importante (marca tendencias literarias, vi escrito por ahí), claro que esto es según el mundillo literario local y algún que otro medio gráfico; la verdad es que la editorial no es gran cosa si se tiene en cuenta la calidad de los escritores publicados. De vez en cuando aparece un poeta o un narrador potable, pero apenas su nombre pasa a formar parte del mundillo sucede lo inevitable: empieza a escribir bosta. De los que estábamos ahí al momento de hacer las primeras traducciones, el que mejor sabía inglés era yo, así que me convertí en traductor ad-honorem. Tendría que haber dicho que me paguen las traducciones, ya lo sé, pero las discusiones con Marina me quitaron las ganas de pasar por cualquier circunstancia de tensión; bastante había en casa como para seguir afuera. Por otra parte, el trabajo excesivo en medio de crisis conyugales es el aliciente perfecto. A los 23 nunca se me hubiese ocurrido pensar que sufriría crisis conyugales, pero por esa época se me cruzó Patricia en el camino y no pude evitar casarme con ella, no porque Patricia fuera irresistible (ya tendría que haberme dado cuenta en ese entonces, de solo ver las dimensiones de su madre, en qué iba a convertirse ese pequeño cachorro de bruja regordeta), lo irresistible era su familia. Sí, hasta la bruja mayor de mi suegra me cautivó. Nunca había asistido a grandes reuniones familiares. Los domingos íbamos a la quinta de los padres de Patricia, comíamos asado, y aunque ellos eran judíos, festejaban igual navidad y año nuevo. Me encantaban esas reuniones, tener una familia era maravilloso. Después vinieron los gemelos, Juancito e Irina, los pañales, las enfermedades infantiles, los imprevistos, los líos financieros por gastar más de lo que teníamos, los roces con mis suegros justamente por eso, y finalmente, el divorcio.

4 comments:

Vivi said...

euge, que buena idea el relato por entregas!!! espero ansiosa la continuación!!! El título aparecerà de manera misteriosa y rotunda!!

Dragón del Mar said...

Bien ahí con el folletín, espero las próximas entregas!

Anonymous said...

dijo baltasar gracian: la mierda cuando en capitulos, folletinescamente merdosa.

Funes said...

...mmm... este terminó así como de golpe...