Monday, May 22, 2006

Recuerdos encubridores

Cuando cursé Semiología del CBC en Paseo Colón, nos tomaron un examen diagnóstico para ver como andábamos a nivel redacción y argumentación. Me saqué un nueve. Dejé de cursar a mitad de cuatrimestre porque conseguí trabajo y luego volví a cursarla en el cuatrimestre siguiente. Mismo examen, distinta profesora, nota: dos. Fue bastante traumático porque, además de que nunca me gustó sacarme una nota más baja que siete, me entregaron la nota justo el día en que el chico que me gustaba se sentó al lado mío. Tuve una historia totalmente platónica con ese chico. Me enamoré perdidamente de él, que leía a Arlt y a Rilke y me decía que no siga perdiendo el tiempo con Cortázar. Una vez nos besamos, pero fue un beso muy breve porque me empezó a sangrar la nariz. Y después que terminamos de cursar no nos volvimos a ver nunca más, hasta la semana pasada que lo vi en la facultad. Él no me vio. Pensé en ir a saludarlo, pero ¿qué le iba a decir? "hola, soy la chica de la nariz sangrante, la que arruinó tu camisa rayada tan linda, que usabas hace seis años atrás", mmm, no. En esos momentos es cuando más odio ser tímida. En fin, justo ese día rendí un parcial de Literatura Argentina y en el momento en que la profesora me entrega el parcial la reconocí: fue la profesora que me puso un dos. Hasta ese momento no me había dado cuenta de que era ella. Todavía bastante aturdida por las dos apariciones, llené dos hojas enteras acerca de Lynch y Güiraldes con el único propósito de terminar rápido y ver si me volvía a encontrar con él. Bueno, no, como era de esperar, no lo volví a ver.
Todo el mismo día.
¿Es esto casualidad? El tiempo es algo que me desborda, que me da bastante miedo.

9 comments:

Mumiç said...

que fuerte. me mató estra entrada.

Uralita said...

Que no pierdas el tiempo con Cortazar, te dijo? Mas alla de que amo amo amo a Cortazar el comentario me parece de una estupidez suprema.
Perdon, Euge, pero este se merecia la mancha de sangre en la *camisa rayada tan linda*.
Y vos que me caes tan bien te mereces a alguien que no diga semejantes idioteces.
He dicho.

Lunita said...

Yo también hice semiología en paseo Colón... en el 2000!!
Yo no creo que en las brujas, pero que las hay...

lolamaar said...

en qué práctico estás eugenia?
qué fuertes coincidencias!

Ruco said...

¿Que nota te puso la profesora ahora? Eso aclararia un poco las cosas.

eugeniarombola@hotmail.com said...

Pobre Mumi: ¡no te mueras!

Uralita: ja, tenés razón, se merecía la mancha. Y vos también me caes re re bien!

Lunita: guau, qué coincidencia.

Lolamaar: estoy en el práctico de los jueves de 21 a 23 hs. Vos también estás cursando Argentina II, no?

Ruco: todavía no sé, pero ya la conozco: no es muy amable a la hora de corregir.

Playmobil Hipotético said...

no puedo evitar preguntar esto: ¿qué hiciste después de que te sangró la nariz? eso determina si sólo hay pendiente una camisa a rayas o algo.

Maria Turner said...

euge: las coincidencias no existen. creer que son coincidencias le quita toda la magia.
y a proposito de ese tipo de encuentros (y de las coincidencias) acabo de postear algo que viene muuuuuuyyyyy al caso. leelo. besotes.
pd:me acuerdo de verte entrar a mi aula, ese dia, con la cara desorbitada contandome de tu encuentro...

Idelber said...

hola, soy la chica de la nariz sangrante, la que arruinó tu camisa rayada tan linda hubiera sido lo más perfecto, lo más conmovedor que podrías haber dicho. Sí, era el enunciado perfecto. Yo, por lo menos, en una situación así, no hubiera resistido al comentario, aunque la camisa fuera mi favorita.

Pero tiene razón Ruco, la nota que te ponga ella ahora va a aclarar mucho en la historia . . .

Qué lindo blog :-)

http://idelberavelar.com