Wednesday, December 14, 2005

Así nunca voy a poder ser una chica Calamaro


El sábado fuimos de Caballito a Puerto Madero en el auto de Juan Pablo escuchando versiones de los Beatles de la voz de un Calamaro extremadamente drogado e insomne. Diego Einstein estaba preocupado de que nos llevaran presos por portación de música, pero cuando llegó la versión nada infantil de Hola don Pepito, hola don José, nos quedamos tranquilos: presos no íbamos a ir, a lo sumo nos internarían y podríamos conseguir pastillas gratis. Cuando llegamos a esa fiesta que sonaba tan prometedora de emociones en el barco Lady Ice Patagonia y vimos que sólo había cinco personas rozagantes y bien vestidas, decidimos partir hacia otra fiesta en el Club Armenia. Cuando llegamos, un armenio muy mal educado nos avisó de su suspensión. Al salir creí haber perdido mi celular, pero al rato de subirme al auto, empezó a sonar debajo de mi asiento. Llegamos a Plaza Serrano y nos encontramos con el Turro César y sus amigos extranjeros. Después de un rato partimos para el Salón Pueyrredón. Tardamos casi una hora en encontrar el auto, es más, nunca lo hubiésemos encontrado si no hubiese sido porque el señor del trapo naranja, al que prometimos pagarle a la vuelta, nos persiguió como una cuadra para decirnos dónde lo habíamos dejado. Eso mereció una buena propina y desbarató los planes iniciales de no pagarle nada. Otra vez arriba del bólido sonó un tema que decía “así también piensan las manos de Perón, así también piensan las manos”. El turro César me dijo “qué poco Calamaro tenés en tu haber” y con esa frase me sentenció a quedar fuera del plan de ir a ver a Calamaro con las entradas gratis de Juan Pablo. Juan Pablo dice que soy su mejor amiga, pero prefirió darle la entrada a un gordito simpático que estaba con nosotros y que nadie sabe bien de dónde salió.

6 comments:

Juan Pablo Bertazza said...

Esforzate entonces por ser una chcia Dylan, o bueno -en ultima instancia- una chica Cacho Castaña!!

Peluxx Hangover Cardonexx said...

Eso si, nunca, pero NUNCA, seas una chica de muzzarella...

No te quedaría bien.

Uralita said...

Misma suerte el sabado, misma fiesta, suspendida.... que loco. Termine borracha escuchando Sexy Sadie por Calamaro, en un plan B nada despreciable... lucha por esas entradas que va a estar bueno el recital!

eugeniarombola@hotmail.com said...

Juampi: me parece que mi perfil da más para una chica Viudas e Hijas del Rock and Roll. No te olvides de grabame para el sábado el disco que prometiste.

Peluxx: coincido con vos, el look grasoso y chorreante no es muy agradable.

Uralita: Qué casualidad lo de la fiesta! Sexy Sadie, cómo me gusta esa canción.

funes said...

..bueno, por lo menos no se quedó en su casa...

¿Qué hubiera escrito entonces?

eugeniarombola@hotmail.com said...

sólo salgo para bloguear