Saturday, January 14, 2006

Río Azul


Pensé que no, pero sí, me la re banqué. Caminé como treinta kilómetros por la montaña. Ahora creo que voy a necesitar un transplante de piernas. Lo que no me animé fue a meterme al río Azul, todo por culpa de Juan Pablo, que me contó, justo cuando tomé valor para tirarme de cabeza, que el año pasado vio como un pibe se murió de un paro cardíaco por lo fría que estaba el agua. Supongo que fue un verso, pero... uno nunca sabe cómo puede reaccionar el corazón.

1 comment:

lolamaar said...

qué lindo caminar por la montaña. En cuál estuviste? Llegaste a algún refugio?
Saludos
LM